Imagine

Cita

Jhon LenonImagine” es una canción del músico británico John Lennon, publicada en el álbum de 1971 Imagine.
“Imagine” es considerada como una de las mejores composiciones de todos los tiempos. En 2004, la revista musical Rolling Stone la ubicó en la tercera posición de la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos. El expresidente de los Estados Unidos de América Jimmy Carter llegaría a decir: “En muchos países del mundo -mi esposa y yo hemos visitado cerca de 125 países- oías la canción ‘Imagine’ de John Lennon usada casi igual que los himnos nacionales.”También ocupa el puesto #78 de “Las 1000 mejores canciones de siempre” de la revista Q Music.
En el libro Lennon in America, escrito por Geoffrey Giuliano, Lennon comentó que la canción era “antireligiosa, antinacionalista, anticonvencional, anticapitalista, pero es aceptada por su dulzura.”Lennon llegaría a definir el tema como “virtualmente el Manifiesto Comunista.”
La letra de la canción está inspirada en las esperanzas de Lennon depositadas en una paz mundial, si bien el origen de la misma no es del todo claro. En 1963 Lennon abría la canción de The Beatles “I’ll Get You” con el verso: “Imagine I’m in love with you, it’s easy ‘cause I know”, que guarda cierto parecido con la estructura de “Imagine”. Aun así, parte de la canción podría haber estado influenciada por la poesía de Yoko Ono, en relación a su infancia vivida en Japón durante la Segunda Guerra Mundial. En su libro Grapefruit, de 1964, Yoko escribe: “Imagine a raindrop” e “Imagine the clouds dripping” (que puede traducirse al español como “Imagina una gota de lluvia” e “Imagina las nubes goteando”).
John Lennon declararía acerca del mensaje de la canción “Imagine”:
No es un mensaje nuevo: “Give Peace a Chance” -no estamos perdiendo la razón, sólo decimos: da una oportunidad a la paz-. Con “Imagine” decíamos: “¿Puedes imaginar un mundo sin países ni religiones?” Es el mismo mensaje una y otra vez. Y es positivo.”

LETRA DE LA CANCIÓN

Imagine there’s no Heaven
It’s easy if you try
And no Hell below us
Above us only sky

Imagine all the people
Living for today
Imagine there’s no country
It isn’t hard to do

Nothing to kill or die for
And no religion too
Imagine all the people
Living life in peace

You may say I’m a dreamer
But I’m not the only one
I hope someday you will join us
And the world will be as one

Imagine no posessions
I wonder if you can
No need for greed or hunger
Or Brotherhood of Man

Imagine all the people
Sharing all the world
You may say that I’m a dreamer
But I’m not the only one

I hope someday you will join us
And the world will be as one

IMAGINACIÓN. POEMA EDGAR ALLAN POE.

Imaginación. Edgar Allan Poe.

La pura imaginación deriva tanto de la belleza como de fealdad, únicamente las cosas mas combinables y que no han sido combinadas hasta el momento; por regla general, el compuesto resultante participa de la belleza o de la sublimidad en razón de la respectiva belleza o sublimidad de las cosas combinadas, que todavía se consideran como atómicas, es decir, como combinaciones previas.

Pero lo que con frecuencia sucede análogamente en la química física se da con la misma facilidad en la química inteligente, y as¡ mezcla de dos elementos da como resultado algo que no posee las cualidades de ellos, o incluso nada de las cualidades de ambos.

Así, la gama de la imaginación resulta ilimitada. Sus materiales se extienden por todo el universo. Incluso de la deformidad consigue esa belleza que es al mismo tiempo su único objeto y su inevitable prueba.

Pero, en general, la riqueza, la fuerza de los materiales combinados, la facilidad de describir novedades que valgan la pena combinarse, y en especial “la absoluta combinación química” de la masa absoluta, son los detalles que debemos considerar en nuestra estima de la imaginación.

La completa armonía de una obra imaginativa con frecuencia es la causa de que los irreflexivos la supervaloren, dado el carácter obvio que se sobreañade a ella. Somos muy dueños de preguntarnos por que semejantes combinaciones no habían sido imaginadas antes.

 

 

La imaginación creadora

La imaginación creadora

Autor: Luis Oroz | Publicado en: Febrero de 2008

Existe la capacidad de crear una realidad alternativa que se sustenta en el universo del instante, un universo infinito donde podemos descubrir nuevas galaxias cada día.
Una serie de factores se mezclan en un cóctel de silencio, surge así la fantasía, una creatividad tan innata como asombrosa.
La imaginación es algo inherente al ser humano, pero ha de producirse una pérdida sutil de la conciencia para que ésta pueda manifestarse libremente.
¡Quién no ha escapado alguna vez del peso de su cuerpo, y se ha visto besando una parte de la memoria!
El arte, en todas sus expresiones, tiene también en la imaginación su mejor aliado, aunque el artista base su obra en una realidad palpable, es capaz de transformarla y dotarla de esa unicidad que necesita para ser especial.
En otras formas de arte el concepto imaginativo puede ser diferente, la creatividad fluye desde un prisma instantáneo.
La imposibilidad de imaginar en el momento, por ejemplo, de la creación poética, hace que el grado de inventiva tenga que ver con un cúmulo de sensaciones, muchas veces ligadas a un tiempo previo de imaginación.
El mundo, tal y como hoy lo concebimos, se empeña en despojarnos de ese don,
tendemos a quitar importancia a lo impalpable, a dejar el peso del aprendizaje de los niños sobre un montón de libros, necesarios pero frágiles.

La imaginación nace de una necesidad, de un vacío sujeto al pensamiento y que se irá llenando con las experiencias de la vida.

Tal vez este es el motivo por el cual los niños son los grandes portadores de ese talento.
Es precisamente en la infancia donde se abren inconscientemente las puertas de la imaginación y el niño hace de esa ficción una realidad indispensable.

El poder seductor de lo desconocido, o de lo conocido y difícilmente expresable se manifiesta en la poesía de una forma inequívoca, una realidad fingida o no, pero transformada y servida, en palabras, a nuevas imaginaciones.

Fomentar el universo de la ilógica puede crear, con el tiempo, una lógica aplastante.
Tal vez los genios cimentaron su éxito en el aire, para construir el más sólido de los conocimientos.
Imaginar es convertirse en Dios, un creador de futuros imperfectos.